Las bombillas fabricadas  en torno a diodos emisores de luz (semiconductores que producen luz brillante al ser conectadoa a la electricidad), duran 10 veces más que las bombillas convencionales.
Esto repercute en el uso de menos escaleras, pasillos o andamios antiestéticos o torres en los vestíbulos de un hotel mientras los trabajadores cambian las bombillas.
Aún con el ahorro de energía, en algunos casos no es suficiente para cubrir el mayor costo de las nuevas bombillas.
El reducir los costos de mantenimiento es lo que está logrando las ventas..
Si tomamos como ejemplo un poste de luz alto como el que se puede encontrar en un estacionamiento, se necesita un camión con canastilla y un electricista para reemplazar las lámparas cada dos años, ahora estas últimos duran de 10 a 12 años”.
Para aplicaciones especializadas de refrigeración comercial, estacionamientos, y la iluminación de vestíbulos, algunas empresas coinciden que la mejor alternativa son las bombillas de LEDs, aunque llegan a costar hasta veinte veces más que sus contrapartes convencionales.
El ahorro de energía es una parte importante de la economía. La iluminación puede representar una tercera parte de los costos de la energía de una tienda grande, y las bombillas LED pueden reducir las facturas de luz en tres cuartas partes.
Un informe reciente de la firma consultora McKinsey & Co. estima que el LED como una participación en el mercado de iluminación general, se incrementará de 10% en 2010 a 40% en el año 2016 con unos ingresos de $53 mil millones de dólares.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.