El Super Bowl XLVI, fácilmente podría haber sido uno de los más dependientes de combustibles fósiles de la historia.
No sólo los Gigantes de Nueva York y los Patriotas de Nueva Inglaterra se enfrentaron en el Lucas Oil Stadium, las pantallas de las luces brillantes de la instalación del estadio, la firma de techo retráctil y un gigante techo, extraen su energía de uno de las redes basadas en carbón con mayor dependencia en los Estados Unidos.
Indiana obtiene más del 95 por ciento de su electricidad de centrales térmicas de carbón, muy por encima de la media de EE.UU. de menos del 50 por ciento.
Sin embargo, la Liga Nacional de Fútbol contrató a “Green Mountain Energy Company” para la compra de certificados de energía renovable por 15.000 megavatios-hora para compensar las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el Super Bowl XLVI.
Eso no correponde sólo a la electricidad que utilizó durante el juego, sino toda la energía consumida en todo el mes previo al evento en el estadio del Indiana Convention Center, el centro de los medios de comunicación, la sede de la NFL , y los cuartos de hotel de los equipos de la AFC y la NFC.
La compra de estos certificados no significa que el carbón no se queme para proporcionar la energía, pero se comprará energía renovable en otros lugares.
Los certificados de energía renovable, están diseñados para facilitar la compra y venta de energía renovable, libre de las limitaciones de la red eléctrica.
De esta manera, aunque no haya suficiente energía solar y eólica en la red de Indiana para dar energía suficiente para el Super Bowl, es una manera de comprar energía renovable para el evento de forma indirecta.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.