El pasado 19 de diciembre, se cerró el vertedero del Bordo Poniente.
En su apogeo, cientos de camiones vertían más de 12.000 toneladas de residuos cada día.
Esa cifra ya se había reducido a la mitad del 2011 gracias al reciclaje y nuevas plantas de compostaje, dijeron las autoridades.
Durante los últimos 26 años, el DF había estado utilizando este vertedero como el único sitio disponible para tirar su basura.
La ciudad está buscando otros vertederos para poder volcar la basura que queda en cantidades más pequeñas, mientras que instituye un nuevo programa de reciclaje en este año y se planea abrir una nueva planta para reciclar residuos de la construcción en material de construcción.
Por su parte, Cemex ha accedido a comprar 3.000 toneladas diarias de basura para ser transformadas en  energía.
El gobierno de la ciudad, comentó que está negociando con cientos de personas que se ganaban la vida hurgando en la basura para darle apoyo en encontrar un empleo formal en el área de tratamiento de los residuos.
El Bordo Poniente se estableció en un lago seco en la década de 1980, en parte para manejar los escombros del terremoto de la Ciudad de México en 1985.
Marcelo Ebrard dijo que el cierre contribuirá significativamente a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la capital.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.