De acuerdo con el Instituto de Recursos Mundiales, más del 80 por ciento de los bosques naturales de la Tierra ya han sido destruidos.
Hasta el 90 por ciento de los bosques tropicales costeros de África Occidental han desaparecido desde 1900.
Brasil e Indonesia, contienen las dos regiones de selva tropical más grande del mundo que sobreviven y están siendo despojadas a un ritmo alarmante por la tala, los incendios y el desmonte de tierras para la agricultura y el pastoreo de ganado.
Entre las consecuencias evidentes de la deforestación, es la pérdida de espacio vital. El setenta por ciento de los animales de la Tierra y las plantas viven en los bosques.
Pero el daño no se detiene allí., los bosques tropicales ayudan a generar precipitaciones en los países propensos a las sequías en otros lugares.
La deforestación puede tener efectos catastróficos globales. Los árboles son consumidores naturales de dióxido de carbono, uno de los gases de efecto invernadero cuya acumulación en la atmósfera contribuye al calentamiento global.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.