Lo peor que le puede pasar en su próximo viaje en avión, no es quedar atrapado en el asiento de en medio, sino el alto nivel de las emisiones de carbono que produce el consumo de kerosene como combustible.
Actualmente, la aviación representa aproximadamente el 1 por ciento de las emisiones de carbono en el mundo, pero en los próximos 50 años, con China e India entrando en el turismo mundial que viaja por avión, el porcentaje saltará a 4 por ciento o más, lo que contribuye al agotamiento del ozono y la contaminación por ruido.
Aunque algunas aeorlíneas ya empiezan a utilizar combustibles alternos, falta mucho para que podamos notar un cambio significativo en el ambiente.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.