Mantener fuera el hielo de las pistas de los aeropuertos es muy costoso y lento en climas fríos. Noirmalmente se hace con productos químicos o sistemas térmicos, microondas o eléctrico que requieren una buena dosis de energía.
Ahora, un equipo de ingenieros de la Universidad de Arkansas, dirigida por Ernie Heymsfield, están en proceso de desarrollar una solución de energía solar.
El nuevo sistema consiste en el acoplamiento de un concreto especial de conducción de calor con un banco de baterías que se cargan a través de celdas fotovoltaicas (paneles solares).
En un modelo diseñado para probar su sistema, el hielo derretido en el concreto conductivo es mucho más rápido que los controles, pero hubo una falla pequeña: el flujo de calor sobre el cemento conductivo fue desigual, y era mucho más caliente cerca de los electrodos.
Heymsfield sostiene que esta limitación puede ser superada mediante una mejor configuración de los electrodos.
La misma idea suena interesante, pero la ecuación costo-beneficio puede luchar contra ella, ya que tendrá que ahorrar una gran cantidad de energía eléctrica y mano de obra para justificar el costo de la repavimentación de pistas existentes.
Fuente: C.S. Magor, editor de Uberreview.com


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.