Nicaragua puede ser rico en recursos, con abundantes ríos, lagos, volcanes y llanuras azotadas por el viento, pero construyó su economía con un alto consumo de gasolina.
Ahora, el gobierno está analizando su enfoque, tratando de sacar a Nicaragua de su dependencia del petróleo extranjero y convertirse en un líder en el desarrollo sostenible a lo largo del camino.
Las energías renovables no sólo son respetuosas con la naturaleza, algunos creen que es imprescindible para la supervivencia de Nicaragua.
El petróleo representa el 70 por ciento de la generación de energía del país, lo que significa que la economía recibe un golpe cada vez que los precios internacionales del petróleo se disparan.
A pesar de tener la economía más pobre de Centroamérica, Nicaragua tiene los costos más altos de energía.
Los racionamiento diarios de energía, ocasionaban apagones de 6 a 10 horas de duración, lo cual eran la norma en el 2006.
Al siguiente año las cosas empezaron a cambiar cuando el gobierno sandinista, encabezado por Daniel Ortega, regresó al poder.
El cambio a energías renovables se ha convertido en una pieza clave en el plan de los sandinistas para el desarrollo nacional.
“El problema energético es un componente esencial para su desarrollo sostenible, para asegurar el bienestar y el progreso delas generaciones actuales y futuras”, dice Emilio Rappaccioli, ministro de Nicaragua de Energía y Minas.
El enfoque de los sandinistas en las energías renovables no sólo reducirán la dependencia del petróleo extranjero, también ayudará a llevar la electricidad necesaria.
 


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.