La próxima vez que tire algo a la basura o, mejor aún, que compre algo, piense en dónde terminará coando se lo lleve el camión de la basura.
Si no reutiliza o recicla, ese artículo es probable que termine en un vertedero. Una vez ahí, lo único que le queda por hacer es esperar a que esa basura es descomponga.
Las tasas de descomposición (velocidad a la que totalmente se descompone en la tierra) de los elementos en los rellenos sanitarios, pueden variar dependiendo de la cantidad de luz solar, humedad y exposición al aire que recibe.
Algunos de estos rangos de tiempo son estimaciones aproximadas:

  • Corazón de una manzana: 1 a 2 meses, puede tomar más tiempo en los vertederos debido a la falta de microbios
  • Botellas de vidrio: decenas de miles de años; el vidrio está hecho de arena que puede sobrevivir a casi cualquier cosa
  • Botellas de plástico para beber: cientos de años, constan de tereftalato de polietileno (PET), que está hecho de petróleo, que no se rompe
  • Bolsas de plástico: hasta cientos de años, nuevas bolsas de plástico se pueden foto-degradar, pero la mayoría no están expuestos a la luz del sol, cuando al estar en un vertedero
  • Jarra de leche de plástico: 500 años
  • Espuma de poliestireno: no hay señales de que alguna vez se logre descomponer
  • Colillas de cigarrillos: 1 a 5 años
  • Periódico: 2 a 4 semanas, puede tardar más tiempo en los vertederos debido a la falta de microbios, se descompone mucho más rápido cuando está mojado
Estos son sólo algunos ejemplos de lo que se puede encontrar actualmente en los vertederos y que permanecerán ahí por muchos años. No agregue más basura de este tipo cuando pueda evitarlo.

Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.