Científicos que trabajan en el Laboratorio de Robótica de Bristol, han inventado un robot que recolecta sus propios alimentos y agua para generar energía, la digiere y genera excremento de lo que no le sirve.
Puede parecer poco convencional, pero los científicos esperan que una nueva generación de estos “ecobots” no sólo serán autosuficientes, sino que incluso podrían ayudar a reciclar y reutilizar los residuos de alimentos.
“Los robots que se alimentan de combustibles biológicos podrían encontrar suficiente combustible en casi cualquier lugar”, dijo John Greenman, un microbiólogo del Laboratorio de Robótica de Bristol.
Hay materia orgánica en cualquier lugar en el planeta, hojas y tierra en el bosque, o incluso los desechos humanos, tales como orina y heces”.
Los robots alimentados por la materia orgánica no sólo se requieren de su propio baño, incluso puede que algún día sean un inodoro, recogiendo las heces humanas para obtener energía.
En su última versión, el “EcoBot-III” es un robot que recoge su propio alimento y el agua del medio ambiente”, dijo Ioannis Ieropoulos, un experto en robótica del Laboratorio de Robótica de Bristol.
La investigación ha obtenido financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates, y la NASA ya está llamando a la puerta con especial interés en la idea de un robot accionado por las heces humanas.
Los robots espaciales funcionando de esta manera, podrían ser un compañero ideal para los astronautas en vuelos espaciales de larga duración, como un viaje a Marte.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.