En este articulo hablaremos de cómo podemos prevenir infecciones, a través de tener calidad de aire en nuestras casas, oficinas, y también en Hospitales.
Este blog está dedicado a una campaña de Kimberly-Clark para prevenir  llas infecciones desarrolladas a raíz del ingreso en hospitales u otros centros de salud son llamadas Infecciones Asociadas a la Asistencia Médica , o nosocomiales. Estas enfermedades representan una crisis a escala global, que afecta tanto a los pacientes como al personal de la salud.
Nos alarmo mucho escuchar  que según un informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) llevado a cabo en los meses de marzo y abril del 2007, el número de muertes en los Estados Unidos a causa de este tipo de infecciones en el 2002 fue de 98,987 personas.
A menudo, estos gérmenes y bacterias se adquieren en los hospitales por los pacientes. Así que, no importa lo cuidadoso que es una instalación con la desinfección de superficies, nuevos gérmenes y bacterias se introduzcan en una base diaria, a menudo más allá de la eficacia de los antibióticos actuales.
Las infecciones Adquirida en Centros de Salud  es el mayor problema que afecta a los hospitales hoy. Además de los desafíos de proveer un ambiente seguro para sus pacientes, los hospitales también se enfrentan a la carga financiera de gastos significativos en los productos de limpieza para descontaminar y desinfectar las superficies.
Por lo tanto, es realmente importante contar con purificadores que proporcionan un entorno seguro para los pacientes.
Los retos únicos del Sector de la Salud son:

  • Los hospitales por su diseño muy cerrado por naturaleza, basando su limpieza en productos químicos nocivos, y los regímenes de limpieza para combatir la propagación de infecciones
  • Muchos métodos “limpieza profunda” requieren espacios desocupados y evacuados durante 2-4 horas
  • Incluso después de una “limpieza profunda”, el área puede infectarse de nuevo tan pronto como se vuelve a ocupar

Contamos con tecnología que puede llegar a todas las grietas en una sala incluyendo zonas de difícil acceso. Funciona sobre superficies para matar microbios. Por lo tanto espacios complicados al lado de los equipos electrónicos, cortinas y camas se pueden mantener limpios sin pulverizar productos químicos agresivos.
Todo el día, cada día – discreto y tranquilo, la tecnología emite oxidantes como H2O2 en concentraciones tan bajas que las salas pueden permanecer ocupadas 24 horas al día de forma segura.
El efecto buffer no nocivo de la tecnología mantiene reacciones rápidas contra microbios, ventajoso en ambientes de alta concentración bacteriana, por ejemplo, baños y salas de espera.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Mi especialidad es el control y automatización. Utilizo estos elementos para diseñar edificios con la mayor eficiencia energética posible. Aprovechando al máximo la energía y buscando crear edificios Autosuficientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.